Psicología

El difícil trabajo de las desafectaciones

 Lic. Marcelo Roffé

(mroffe@sion.com)
www.efdeportes.com/mroffe

Psicólogo deportólogo  y clínico. Master en Psicología del Deporte y la Actividad Física  ( UNED - Complutense de Madrid ).
Ex Psicólogo Juveniles Club Ferro Carril Oeste (1995-2000).
Docente responsable del Postgrado de la UBA en psicología del alto rendimiento. Presidente de la Asociación de Psicología del Deporte Argentina (APDA). 
Autor de tres libros sobre la especialidad específicos de psicología , fútbol y deporte publicados por Lugar editorial en 1999, 2000 y 2003 todos en 2ª ed.
Responsable del área psicológica de las Selecciones Nacionales Juveniles de Fútbol (AFA) desde el año 2000 (convocado por José Pekerman y hoy coordinado por Hugo Tocalli).

“aunque quieran, los seres humanos no pueden hacer lo que hacen las máquinas” (extraído de la película Matrix 1)

INTRODUCCIÓN

Luego de 10 años consecutivos trabajando con futbolistas he descubierto que hablar de las listas, de los que siguen, de los que se van es como hablar de la misma muerte (sucede parecido con las lesiones y con el retiro).

Los entrenadores tratan muchas veces de evitar ese duro trance, pero intentaremos plantear en este trabajo una manera efectiva de prevención, ejecución y posterior seguimiento del sujeto-desafectado, en el rol del psicólogo deportivo prevalece como educador y agente de salud mental.

DESARROLLO

Según el diccionario desafectas es separar a alguien o algo de la función o servicio que antes prestaba.

Separar o sacar o “limpiar” como alguna vez he escuchado  en el ambiente, remiten a lo mismo de diferente manera: alguien que estaba, formaba parte, de repente deja de hacerlo, deja de ser, deja de estar.

Dividiremos el desarrollo en dos enfoques diferentes según el que lo dice y según el que lo sufre.

A- CÓMO COMUNICARLO: EL CUIDADO DE LOS ENTRENADORES

La decisión según sabemos consta de tres pasos: la elucubración, la decisión propiamente dicha y por último lo que para muchos es lo mas dificultoso: la ejecución (1).

En principio y en referencia a este tema podemos definir al menos, tres tipos de entrenadores:

1- Los que consideran que sus dirigidos son seres humanos que sienten y piensan.
2- Los que tienen esa concepción pero no saben como hacer.
3- Los que consideran que los deportistas son máquinas y no cuidan los detalles.

1- Los que consideran que sus dirigidos son seres humanos que sienten y piensan 
Con este tipo de entrenadores es con quienes nos sentimos mas a gusto trabajando y por ese motivo estamos con ellos y no somos contratados por los de tipo 3.
Son receptivos, aceptan sugerencias y asesoramiento (ellos y todo el cuerpo técnico y médico) y tratan de mejorar el modelo de lo que venían realizando para ser más efectivos y eficaces y prevenir situaciones que se pueden evitar y que luego pueden ser lamentables.
La mayoría de ellos se sienten mal ese día que tienen que comunicar y ejecutar la decisión tomada y hasta les cambia el humor o tienen dolor de estómago, etc. como síntoma de que es algo que hace a su función y que lo tienen que atravesar pero que sin dudas de darles a elegir les gustaría esquivar ese momento.Se hacen cargo de la decisión que tomaron y la comunican ellos de frente y no vía pizarrón o vía otra persona.
Son aquellos que explican, contienen, escuchan, ayudan al deportista.

2- Los que tienen esa concepción pero no saben como hacer
Hay muchos entrenadores, mas allá de su capacidad o conocimientos, que les importa el ser humano. No abogan exclusivamente en la concepción militar-eclesiástica que rige muchas de  las conductas de los entrenadores del deporte que sea en el deporte argentino (2) y cuya tendencia a partir de los últimos 20 años de democracia empezó a modificarse.
Quieren ser mejores, intentan crecer pero no saben como hacer. Les falta ese pasito para buscar ayuda, se quedan muchas veces en la puerta de.... y aun teniendo buenas intenciones no resultan eficaces y corren enormes riesgos sin saberlo. Son aquellos que quieren pero no pueden. Por eso es clave que se  capaciten para que sus mentes logren una apertura mayor.
Einstein nos decía: “la mente es como el paracaídas, funciona si está abierta”.

3- Los que consideran que los deportistas son máquinas y no cuidan los detalles 
Son los que dejan en el pizarrón la lista de los que siguen el año que viene, sin ninguna explicación , son los que no van de frente , los que no tienen conciencia de las consecuencias o en otros casos lo saben y no les importa.
Otras veces “los eliminan” al no volverlos a citar . Indirectamente.
Siempre será doloroso comunicarlo pero hay maneras que lo hacen inevitablemente angustioso y angustiante, ese pasaje. Si nosotros consideramos que lo que hay que hacer es desdramatizar, entonces formemos a los entrenadores para....

Los 5 años en los juveniles de un club de primera como responsable del área psicológica del fútbol amateur y el tránsito por mi quinto año como responsable del área en las selecciones juveniles del fútbol argentino me enseñaron mucho al respecto.

Realizando una entrevista en el año en curso me entero que un futbolista se enteró que no continuaba en el club después de 6 años, cuando llamó para saber que día arrancaban la pretemporada...
Muchos dirán: son las reglas del juego, el fútbol es así. Para nosotros es un acto total de irresponsabilidad del club y de los entrenadores. Aunque el sistema muchas veces parezca “una picadora de carne” nosotros nunca legitimaremos eso.

2- RESPUESTAS EMOCIONALES DE LOS FUTBOLISTAS:

La población que más conozco y que mas investigué es la de futbolistas adolescentes de 13 a 20 años. Edad de por si ya complicada por la inestabilidad propia de la edad (3).

Vale aclarar que no es lo mismo un muchacho de 20 años que juega en primera que uno de 15 años que no lo hace , no es lo mismo el club que la selección , no es lo mismo estar 1 año en la selección que 3 semanas , seis años en el club que 6 meses.

Lo importante es tener presente que hablamos de seres humanos, adultos en formación que se ilusionan y que responden de diferente manera , subjetivamente , frente a esa noticia según las defensas que tengan armadas en su personalidad , frente a situaciones adversas y al umbral de tolerancia a la frustración que alberguen en su interior.

Situaremos tres tipos de reacciones posibles:
- Los que se quiebran, lloran y tienen mucha bronca.
- Los que parece no haber tomado conciencia de lo sucedido: no se manifiestan
- Los que se alivian, se sinceran y esperaban la noticia

DESARROLLO

Las respuestas emocionales de los futbolistas fluctúan según:
- Su propia elaboración psíquica
- La respuesta de la familia (¿cómo se los digo?)
- La respuesta del club y el entrenador
- La respuesta del representante

ALGUNOS EJEMPLOS:

- CASO A: un futbolista  que comunica en la charla final que no estaba preparado para estar en la selección, con tristeza pero con compromiso y principio de realidad. Había estado seis meses. En el seguimiento posterior se lo nota bien y cuenta con el apoyo de otra colega de nuestra especialidad. 

- CASO B: un futbolista que es probado en Ferro entre tantos chicos y que cuando se le dice que no tiene que volver explota de bronca y en llanto me dice” ¿cómo vuelvo a mi pueblo?-Soy un fracasado.....”

- CASO C: un futbolista de la cuarta de Ferro que espera un telegrama para saber si le hacen contrato o no luego de estar en el club hace ocho años...

- CASO D: un futbolista que se va llorando desconsolado por quedar fuera del sudamericano sub-20 y luego es titular en el mundial sub-20...

- CASO E: un futbolista que preso de la ira y la bronca no acepta las explicaciones del DT, le contesta mal y se va muy ofuscado .Luego me envía sus disculpas cuando pudo pensar lo que hizo, que el entrenador, con razón, acepta a regañadientes.

- CASO F: un futbolista que queda fuera de un sudamericano y se va llorando y con tanta bronca que no lo pude abordar....luego lo contacté al rato telefónicamente y combinamos un encuentro personal posterior.

- CASO G: un futbolista que queda afuera del mundial sub-20 y había sido titular en el sudamericano y me acompaña en dos partidos en la cabina en el seguimiento y luego con el permiso del DT, entra a saludar al vestuario.

Según lo que hemos podido intercambiar  al respecto con Nelly Giscafré, psicóloga deportiva de la Selección Femenina de Hockey sobre césped, junto al entrenador y el resto del cuerpo técnico, han modificado las estrategias e intentado mejorar con el correr del trabajo, el modelo con el que se manejaban.

HACIA UN MODELO CONFIABLE Y CREÍBLE

Los entrenadores deben explicar desde un primer momento como son las reglas del juego, y el futbolista escucharlas. ¿Alcanza esto? No, pero se empieza por allí.

Luego, el entrenador decidirá si en el caso que es más de uno el jugador desafectado se lo comunica en grupo o individualmente. Nosotros sugerimos individualmente. Le da la chance al futbolista a intercambiar con él. Las explicaciones deberían ser las verdaderas y se aconseja sean técnico–tácticas, mas que físicas o anímicas.

Si lo hace, que sea en el campo, oficina, o donde se sienta más cómodo. De qué manera decirlo es lo más difícil.

¿Dónde se pone el psicólogo? Puede esperar que termine de hablar el entrenador y luego quedarse con el jugador o puede estar pasiva o activamente en la reunión con ambos según la estrategia elegida.

¿Cómo acompaña el proceso? El proceso lo acompaña desde el 1er día y vale recordar que estamos describiendo un trabajo en equipo. Prevención significa anticipación y el psicólogo complementa el discurso del entrenador en todo el proceso, tanto en las charlas grupales como individuales. Por eso es tan importante hacer hincapié en que el futbolista “disfrute el aquí y ahora”.

¿Sirve el sexto sentido que tiene el deportista? A veces le sirve ya que imaginárselo lo prepara psicológicamente para la situación. Los entrenadores les pueden enviar “señales” como no ponerlos en la práctica, o no puntualizarle mas cuestiones para mejorar.

¿Y si es por lesión? En el caso de la Selección si se va por lesión puede volver en cualquier momento. En el caso de un club, si se lo deja libre ya no hay retorno.

CONCLUSIÓN

Hay muy poca bibliografía escrita al respecto. Y eso nos está diciendo algo... El cuidado es fundamental tratándose de seres humanos y aun más de futbolistas juveniles (fuerzas básicas en México).

- Es decisivo como se comunica la decisión tomada, así también cuando y donde.
- En el caso de deportistas juveniles hay que tomar otros recaudos.
- Es muy importante el seguimiento posterior del desafectado.
- No es lo mismo quedar afuera de una pre-selección que de un club, donde no hay colchón de amortiguación.
- El jugador aunque esté preparado psicológicamente, nunca está del todo listo, ya que una cosa es saberlo y otra atravesarlo.
- Es un trabajo de equipo y es muy importante que los entrenadores no subestimen esta instancia que puede generar bajones, depresiones, abandono del deporte, accidentes, e intentos de suicidio en algún caso.

BIBLIOGRAFÍA

- ROFFE M. (1999) “CON LA CABEZA HECHA PELOTA”, BUENOS AIRES, LUGAR EDITORIAL.
- ROFFE, FENILI, GISCAFRE (2003) “MI HIJO EL CAMPEON”, BUENOS AIRES, LUGAR EDITORIAL.
- PREVENCION EN SALUD MENTAL INFANTO-JUVENIL (1990) GABAS ED.
- CASULLO M. (2000) “COMPORTAMIENTOS SUICIDAS EN LA ADOLESCENCIA”, LUGAR EDITORIAL, BUENOS AIRES.
- FORTI L. (1992) “LA FORMACIÓN DEL TENISTA COMPLETO”, ESPAÑA, PAIDOS.
- SFEL, L.: “LA DECISION”, BREVIARIOS FONDO DE CULTURA ECONOMICA, MEXICO.
- DOSIL, J. (2001) PSICOLOGIA Y DEPORTE DE INICIACION, ESPAÑA.

invita
logo-pie

info@alejandrokohan.com

© Copyright 2011 - www.alejandrokohan.com - Todos los derechos reservados.

Trix Soluciones - Agencia Crossmedia